Conócenos

Nuestra iglesia.

ECUMÉNICA

Creemos que Jesús el Cristo ha querido claramente que la Iglesia sea una, así como Él y el Padre son uno: un misterio, y, sin embargo, una realidad. Creemos que el Espíritu Santo está trabajando para la completa unidad dentro del Cuerpo de Cristo.

Nuestros miembros provienen de toda clase de fondo, y cooperamos con pleno interés y buena voluntad para la mayor unidad y inclusión de la Iglesia.

Nuestra iglesia.

ECUMÉNICA

Creemos que Jesús el Cristo ha querido claramente que la Iglesia sea una, así como Él y el Padre son uno: un misterio, y, sin embargo, una realidad. Creemos que el Espíritu Santo está trabajando para la completa unidad dentro del Cuerpo de Cristo.

Nuestros miembros provienen de toda clase de fondo, y cooperamos con pleno interés y buena voluntad para la mayor unidad y inclusión de la Iglesia.

Católica

Somos comunidades de fe para todas las personas, unidas por el Bautismo y la Eucaristía. Nuestra fe nos une a la Santa Iglesia Católica y Apostólica, a través de las dimensiones del espacio y el tiempo. Aceptamos la teología enseñada por los credos de los concilios ecuménicos de los siglos IV y V y profesada por la Iglesia a lo largo de los siglos.

Litúrgica

Creemos que la Iglesia se ha guiado por el Espíritu Santo en el desarrollo de una función de culto público significativo, basado en el sacrificio, la alabanza y la oración. Fundada en los sacramentos instituidos por nuestro Señor, y en evolución a través de los siglos, esta liturgia tiene una dimensión intemporal, que une la adoración de todo el pueblo de Dios a una dimensión dinámica que nos pone en contacto con el poder activo, vital, y vivificante del Espíritu Santo.
El enfoque de nuestra Misa es la Eucaristía.

Evangélica

Nosotros proclamamos la Buena Nueva de la salvación en Jesucristo, y Su amor para todas las personas sin distinción de raza, credo, condición social u orientación sexual. Creemos que este Evangelio es para todas las personas, sin excepción, y nos esforzamos individual y corporativamente para informar a nuestros hermanos y hermanas del amor salvífico de Dios. La verdad que proclamamos se basa en la Escritura, la Tradición y Razón.

¿Quieres apoyarnos con una donación?

Tu donación nos ayudarámuchisimo a nuestra causa.

Sabemos que Dios no está interesado en nuestro dinero, si no en nuestros corazones; Jesús dice: “Donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.” Queremos que las personas experimenten la bendición de tener un corazón orientado hacia Dios y hacia Su misión de construir Su reino aquí en la tierra. 

Tu puedes ayudarnos a promover nuestra misión en la Iglesia Católica Ecuménica.